Soy tu Cachorro: carta de tu nuevo cachorro para ti


Hola soy tu nuevo cachorro y te amaré hasta el fin del mundo,

Quiero que conozcas algo sobre mí. Soy un cachorro, esto significa que mi inteligencia y mi  capacidad de aprender es semejante a la de un niño de 8 meses.

Soy un cachorro, mastico todo lo que encuentro a mi paso, así es como conozco y exploro el mundo. Incluso los bebés humanos ponen cosas en su boca, debes enseñarme qué cosas puedo morder y qué cosas no.

Soy un cachorro, no puedo retener  la orina en mi vejiga más de 1 ó 2 horas. No puedo sentir que voy a defecar hasta que ya prácticamente lo estoy haciendo. No puedo ladrar o vocalizar para avisarte que tengo una necesidad y no podré  tener control de mi vejiga y mi intestino hasta que tenga entre 6 y 9 meses de edad. No me castigues si me dejas más de 2 horas y orino, es tu culpa. Como tu cachorro necesito recordarte que defeco después de comer, dormir,  jugar y beber;  y lo haré de cada 2 o 3 horas.

Si quieres que duerma toda la noche no me des agua después de las 9 pm, un cómodo corral o casa me ayudaran más fácilmente a adaptarme y evitaran que te enojes conmigo. Soy un cachorro así que van a suceder accidentes por lo que te pido paciencia.

Soy un cachorro, me encanta jugar.  Voy a correr alrededor y perseguir monstruos imaginarios y acecharé tus pies y te atacaré jugando. También lo haré con juguetes, otros perros y niños, es sólo un juego, es lo que me gusta, no te enojes conmigo o esperes que esté tranquilo o sedado todo el día.

Si mi nivel de energía es muy grande para ti, tal vez deberías considerar adquirir un perro adulto de un refugio o grupo de rescate. Mis juegos son benéficos, usa tu sabiduría para guiarme a juguetes adecuados, aprender a regresar la pelota y juguetes diseñados para morder. Si te muerdo fuerte házmelo saber en lenguaje de perros, grita fuerte, yo te entenderé y controlaré mi mordida. Si me pongo muy rudo simplemente ignórame por unos momentos o colócame en mi corral con un juguete para morder.

Soy un cachorro, probablemente tu no le gritarías, golpearías, aventarías o patearías a un bebe humano así que por favor no lo hagas conmigo.  Soy delicado y también muy impresionable, si me tratas mal creceré con timidez y miedo. En vez de eso guíame con coraje y sabiduría, por ejemplo si estoy masticando algo que no debería, grítame “No” y dame un juguete que pueda morder.

Soy un cachorro y lo que mas quiero en el mundo es quererte, estar contigo y complacerte. Por favor toma tiempo para entender como aprendo. Tú y yo somos lo mismo, ambos sentimos dolor, hambre, sed, malestar, miedo pero también somos diferentes y debemos trabajar juntos para comprender nuestro lenguaje, señales corporales, objetivos y necesidades. Algún día voy a ser un perro adulto y espero lograr que estés muy orgulloso de mi y me ames tanto como yo a ti.

Con amor
Tu Cachorro

top